La Verdadera Salvación

La Verdadera Salvación

Según la Palabra de Dios, la Biblia, el hombre es hecho a imagen de Dios. ¿Cómo podría ser que Él nos hizo pero necesita a otra persona o líder religioso o sistema religioso para conectarnos con Él? Las religiones falsas invariablemente enseñan que tu necesitas practicar ciertas buenas obras, y también necesitas la guía y la ayuda de un líder religioso para conectarte con Dios.

Pero la Biblia enseña que la salvación eterna es un asunto personal entre tu y Dios y no depende de ritos ni clérigos ni tradiciones ni buenas obras ni el bautismo ni pertenecer a ninguna iglesia ni religión: “Porque por gracia ustedes han sido salvados por medio de la fe, y esto no procede de ustedes, sino que es don de Dios; no por obras…” Efesios 2:8-9 Así que la fe en Jesucristo es el único medio de la verdadera salvación.

He escuchado a personas decir algo como “Cuando arregle mi vida, voy a hacerme un cristiano”. Pero es al revés. Primero por la fe en Jesucristo acompañado por arrepentimiento genuino, tu puedes ser salvo. Ael Espíritu Santo morará dentro de ti y te empoderará a enderezar tu vida. No importa la persona que eres ni lo que has hecho: “Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonarnos los pecados y para limpiarnos de toda maldad” 1 Juan 1:9

Pero la fe sóla, en cualquier persona o cosa, no será suficiente. Debe ser la fe en Jesucristo solamente: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” Juan 3:16

Solamente Jesucristo vivió una vida sin pecado, y por lo tanto, sólo Él pudo pagar la pena por nuestros pecados, por haber sido sacrificado en la cruz. Para mostrar que tenía el poder de perdonar pecados, resucitó de entre los muertos al tercer día. Asegura también que él vendrá otra vez en una manera similar a su salida: Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. Juan 14:3 Y también asegura la promesa del Milenio: El lobo y el cordero serán apacentados juntos, y el león comerá paja como el buey; y el polvo será el alimento de la serpiente. No afligirán, ni harán mal en todo mi santo monte, dijo Jehová. Isaías 65:25

Por favor ora así: “Dios, confieso que he pecado contra ti y me arrepiento de mis pecados. Creo que Jesús murió en la cruz para perdonarme y darme la vida eterna. Acepto el regalo de la salvación y entrego mi vida a ti como mi Señor. Hazme la persona que tú quieres que sea. Gracias por salvarme. En el nombre de Jesús. Amén”.

Luego viene la parte quizás más confusa. Servimos a él porque lo amamos, no para obtener la salvación, lo que hace la diferencia entre las religiones falsas y la verdadera religión de Dios. Por lo tanto, estudia la Biblia para vivir de una manera agradable a Dios: “…si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí, son hechas nuevas.” 2 Corintios 5:17

Si eres ahora parte de una religión no bíblica, puedes ser salvo de todos modos por abandonar tu fe en las doctrinas falsas de la religión, arrepentirte de tus pecados, y poner tu fe sólo en Jesucristo. Después de estudiar la Biblia, podrías desear cambiar tu afiliación religiosa para conformarte con la Biblia, pero eso por sí solo no te salvará. Es tu fe sólo en Jesucristo que te salvará.

 Para más información favor de llamar: 956-599-9431

Comments are closed.